Cabecera
design design

Menú Principal / Artículos / Meditación

Introducción a la meditación II

 

Procura cuidar de que nadie te interrumpa, es tu momento para ti.

Apaga el movil sino estás de guardia, ya verás despues si te ha llamado alguien.

Cuida de que no te molesten los ruidos, puedes poner una música suave que atenúe los sonidos del exterior.

Cuida de que la temperatura sea cómoda y de que estés bien abrigado si fuera necesario.

La postura

Se puede meditar tumbado pero se corre el riesgo de dormirse, se puede meditar sentado, de pie, caminando o realizando otras tareas.

Posición de las piernas

mujer sentada en sillaLo mejor para comenzar y la practica principal y fundamental es la meditación sentada. Sientate en un sitio cómodo pero no demasiado mullido para no comprometer la estabilidad de la columna vertebral. Si te sientas en una silla procura que tus rodillas estén en un ángulo recto, o sea, que tus muslos estén paralelos al suelo y las piernas perpendiculares al suelo. Igualmente los tobillos tendrán que estar en ángulo recto. Que las rodillas no estén por encima de tus caderas porque esto hará que estén basculadas las caderas y no tendrás una sólida base para aguantar el peso del cuerpo.

También te puedes sentar en el suelo en un cojín o zafu.

niño sentado sastre   estatua en semiloto
Postura del sastre, los pies quedan justo debajo de las rodillas   Postura de semiloto, un talón se lleva a la ingle contraria descansando el pie encima del muslo contrario.
buda sentado en loto   seiza
Postura del loto. Los dos pies se flexionan por encima de la rodilla   Sentado sobre los talones en un banquito. Posición "seiza"

Utiliza la postura que te sea más cómoda, no fuerces las rodillas si no tienes la suficiente elasticidad y no tengas las rodillas por encima de las cadera, procura que estén firmemente asentadas en el suelo. Utiliza cojines si fuera necesario.

Posición de las manos

manos encima de la rodilla   posicion de manos zen

Las manos se pueden apoyar sobre las rodillas, una posición habitual es con las palmas hacia arriba y juntando el pulgar y el dedo corazón. O las manos se pueden mantener juntas con los pulgares horizontales y tocándose por la punta sobre el regazo.

Posición del cuerpo

Sin perder la posición de las piernas y de las manos conseguida inclina algunos centímetros el cuerpo de forma lateral hacia la derecha, observa que partes del cuerpo se tensan y que partes se estiran. Ahora balancea el cuerpo de igual modo hacia la izquierda y sigue observando. Prosigue oscilando como un diapasón de un lado a otro y a medida que vas haciendolo ve reduciendo la amplitud poco a poco hasta que vayas inclinando hacia derecha-izquierda apenas unos milímetros. Sigue observando la tensión física, el estiramiento y el punto de equilibrio de la postura justo cuando pasas por la línea vertical al suelo.

Una vez que encuentres la posición en la que el cuerpo descansa en la vertical, haz la misma maniobra pero esta vez oscilando hacia delante y hacia atrás apenas unos centimetros escuchando el cuerpo y buscando poco a poco el punto de equilibrio.

Es muy importante una posición estable y equilibrada del cuerpo. Cualquier pequeña tensión con el paso de los minutos se irá convirtiendo en una gran molestia e incomodidad.

Posición de la cabeza

Sin perder lo ganado, sin mover el cuerpo realiza el mismo juego de inclinaciones laterales y flexión y extensión pero esta vez con la cabeza.

esquema postura sentada   meditación al anochecer
    Firme y equilibrado como una montaña

Otros detalles

Entorna los ojos y mira un punto en el suelo en un ángulo de 45 grados. Si cierras los ojos completamente puedes dormirte y si los abres del todo puedes distraerte con el entorno. Seguimos buscando el punto medio de equilibrio en todo.

Apoya suavemente la lengua en el cielo del paladar, esto hace que se conecten dos de los principales canales energéticos del cuerpo.

El cuerpo estará sujeto por su propia estructura, ahora si aparecen pequeñas molestias o picores, no hagas caso. El cuerpo no está acostumbrado a la total inmovilidad y va a hacer lo necesario para distraerte, hacerte que te rasques o te muevas. No hagas caso y sigue disfrutando de tu momento de paz y de reencontrarte contigo mismo/a.

Fin de la parte 2.

© Reiki Jaén 2012

Ver más artículos de meditación:

[1], [2], [3], [4], [5], [6], [7], [8], [9], [10], [11] [12]

 

     
flecha arriba flecha izquierda Menú principal
Subir Menú Meditación Menú principal

 

ASOCIACIÓN REIKI JAÉN

Si te ha gustado el Reiki, con una pequeña colaboración, ayudas en nuestras acciones sociales de voluntariado y a promocionar y a difundir su enseñanza a más personas.

Trabajamos por y para la sanación, la sabiduría y el autocrecimiento.

Tel: 657584872 Email: info@reikijaen.es

© 2009 Asociación Reiki Jaén