Cabecera
design design

Menú Principal / Artículos / Sobre Reiki

Cómo sana

El máximo efecto que Reiki produce es el de ayudar al cuerpo a recuperar su equilibrio de modo que pueda curarse a sí mismo, y esto funciona tanto con uno mismo como con los demás.

La energía está siempre a nuestra disposición, de modo que la única decisión que debe tomar el estudiante es si realiza o no el tratamiento. El practicante no tiene control de lo que ocurrirá, ya que la responsabilidad de cualquier cosa que ocurra recae sobre la persona a la que se le da el tratamiento. No es ésta una decisión mental consciente, pero reside muy en lo profundo e involucra elecciones que están más allá de la estructura intelectual. Es la sabiduría propia del cuerpo la que determina si aceptará a la energía curativa, la cantidad y la duración de la transmisión, y qué es lo que hará con ésta.

El practicante no crea esta energía, es simplemente el canal por el cual es transferida; y aceptando este papel de transporte, no hay un apego a los resultados. Uno no se convierte en el sanador, porque Reiki es el sanador. Por eso no hay que atribuirse ni méritos ni responsabilidad.

Hay varias condiciones necesarias para proveer de un canal efectivo a esta energía. La más importante es creer en ella, ya que dudar y no aceptar Reiki, es cerrarse a ella. No es necesario que las personas tratadas tengan esta creencia, porque esta no es una prueba de su fe; pero el practicante debe creer.

Segundo, debe ser usada. Así como un músculo que no se usa puede atrofiarse, del mismo modo Reiki puede debilitarse y desaparecer si no se la utiliza. El hecho de utilizarla debe corresponder con el propósito de ayudar.

Reiki es esencialmente ilimitada, proveniente de la inagotable fuente de la Energía Universal , sin embargo hay ocasiones en las que parece que no puede brindar una cura.

Las enfermedades que han sido diagnosticadas como "terminales", es decir que están en sus últimas etapas, usualmente no se revierten. Estos casos son crónicos y no hay suficiente tiempo para completar la curación: aún así, la transición se suaviza al disminuir las tensiones y el dolor, y esto conforta mucho.

En una sesión de Reiki las personas tratadas suelen experimentar una gran relajación. La conciencia despierta a una claridad mucho mayor; la negatividad deja sitio a una forma positiva de ver las situaciones. Esto hace que se pueda esperar una sensible mejoría en casos de estados depresivos provocados por el estrés, la muerte de un ser querido, un cambio de situación o problemas de personalidad.

Por lo general, un tratamiento Reiki restaura y estimula las funciones del sistema inmunológico, los dolores desaparecen o se alivian mucho, las recuperaciones son muy rápidas, el cuerpo libera toxinas, se purifica y se regenera, reavivando la voluntad y la valentía de vivir y de volver a empezar. Ayuda a dominar mejor las enfermedades e incluso a curarlas en muchos casos. También actúa de forma preventiva.

El Reiki es inocuo y no puede lastimar a nadie; no destruye, sino que, al contrario, construye .y protege. Vivifica todas las formas de vida -plantas, animales, peces, aves, semillas y a las personas desde la niñez hasta la vejez-y sólo puede hacer bien.

El Reiki es natural y nada antinatural puede ocurrir durante la curación, aunque a veces puede acelerarla dramáticamente. Cuando un órgano o una glándula no funcionan bien, la energía trabaja para estimular su funcionamiento natural.

Las condiciones y los malestares se clasifican como crónicos o agudos. Los casos crónicos son de larga duración y es probable que requieran un tratamiento prolongado. No se han desarrollado de la noche a la mañana y es necesario mucho Reiki para devolver equilibrio al cuerpo. Muchos adultos tienen muchas toxinas que necesitan liberar de su cuerpo antes de que la curación se pueda completar. Así cuando son tratados pueden tener diversas reacciones.

El cuerpo experimenta una limpieza y en algunos casos la reacción es tan fuerte que la gente se queja de que en lugar de mejorar, su malestar empeora. Esta limpieza, a menudo acarrea incomodidades, tales como dolores de cabeza, náuseas, o diarreas, al liberarse el cuerpo de ese material tóxico; todos estos son signos positivos que indican que la curación está avanzando.

armonizaciónEsto significa que su cuerpo ha aceptado el Reiki y está resolviendo muy bien, de modo que seguimos con el tratamiento agradecidos por esta limpieza interna. Yo les digo que acepten el dolor, que lo dejen salir porque un gran cambio está sucediendo y deben continuar para poder eliminar todo lo que molesta en su cuerpo. Esto es muy importante en Reiki, por lo que cada vez que hay una reacción se debería decir: "¡Es fabuloso, está funcionando!". Es necesario tener paciencia y aceptarlo porque este es el modo en el que actúa Reiki para limpiar el cuerpo entero.

Los casos agudos como accidentes o dolencias repentinas, se recuperan más rápidamente, a veces con un tratamiento solamente, y las consecuencias no son tan serias.

No intenten tratar sólo por partes. El cuerpo es una unidad completa, entonces cuando sea posible, trátenlo en forma completa. Comiencen con el abdomen o con la cabeza-no importa-y luego continúen con el tratamiento completo. Es lo mismo para todo, sea mental o físico. No hay diferencia en el tratamiento.

Si existen hábitos poco saludables como pobre nutrición y falta de ejercicio, será necesario que los pueda ir cambiando para que haya algún progreso, ya que Reiki sólo dará un alivio temporal en estos casos.
flecha arriba
flecha izquierda Menú principal
Subir Volver Menú principal

 

© Asociación Reiki Jaén. Tel: 657584872 | e-mail: info@reikijaen.es | Aviso Legal | Política de Privacidad

Si te ha gustado el Reiki, con una pequeña colaboración, ayudas en nuestras acciones sociales de voluntariado y a promocionar y a difundir su enseñanza a más personas.